02 November 2007

Turba lincha a tres primos

Por Julio F. Lara
Prensa Libre (02 nov 07)

Una turba de alrededor de 400 personas linchó a tres primos que supuestamente extorsionaban a dueños de tiendas.

A las 12 horas, el grupo los detuvo y los llevó hasta la finca La Viña, San Juan Sacatepéquez, donde les rociaron gasolina y los quemaron.

Los muertos fueron identificados como José Daniel Pirir Suruy, de 17 años; José Efraín Chitay, de 17, y Julio Pirir Baten, de 18.

Samuel Florián, jefe de la Comisaría 16, informó que los tres eran investigados por extorsiones a comerciantes y pilotos de autobuses en ese pueblo.

Testigos refirieron que el miércoles recién pasado, los ahora occisos llegaron a una abarrotería a extorsionar a la encargada, y le advirtieron que pasarían ayer a recoger el dinero.

Al llegar los tres, los vecinos se aglomeraron de inmediato y los detuvieron. Los llevaron hasta el parque de San Juan, donde varias personas los golpearon.

Luego los amarraron y los llevaron arrastrados hasta un área de la finca, donde siguieron golpeándolos, les rociaron gasolina y les prendieron fuego.

El comisario señaló que agentes de un autopatrulla intentaron intervenir, pero la turba les advirtió que si no se alejaban correrían la misma suerte. Inclusive, el vehículo de la Policía fue dañado por los enardecidos.

Los Bomberos Voluntarios comentaron que también intentaron mediar para evitar el crimen, pero también los amenazaron.

La Policía y los socorristas pudieron ingresar en la escena del crimen una hora después, cuando el fuego se había extinguido.

María Guillermina Suruy, madre de José Daniel, quien lloraba de forma inconsolable, se contradijo en sus declaraciones a la prensa, pues dijo que su hijo había salido del caserío Las Palmas, donde viven, y llegó al pueblo a comprarle un delantal.

Después refirió que llegaron al centro de la población a comprarle una medicina, cuando lo confundieron y lo mataron.

Añadió que su primo (no precisó quién de los dos) sí tenía peinado de pandillero y posiblemente por eso los confundieron. “Él (José Daniel) se dedicaba a trabajar de agricultura con su papá”, dijo Suruy.

Cuando llegaron los fiscales del Ministerio Público, los cuerpos aún expelían humo.

Agentes de la División de Investigaciones Criminológicas informaron que fue difícil establecer quiénes fueron los incitadores del linchamiento, pues los pobladores guardaron hermético silencio.

Otros casos

Turbas han actuado contra presuntos delincuentes.

El 10 de septiembre último, un pandillero fue linchado en la aldea Cerro Alto, de San Juan Sacatepéquez.

Seis días después, los pobladores de Cerro Alto obligaron a un grupo de pandilleros a entregar las armas que portaban y reinsertarse a la sociedad, bajo la amenaza de que los lincharían. En acto especial, los jóvenes prometieron que no cometerían fechorías.

El 6 de octubre murió Moisés Tepeu a manos de una turba, que lo señaló de robar un teléfono celular, en avenida El Carrizal, aldea Pamuac, San Raymundo.

2 comments:

Jorge said...

Es una trsiteza que en Guatemal y el resto de los paises de la latinoamerica todavis se ponga en practica este metodo tan de la edad media, pues pero nos debemso de poner a pensar que en realidad esto es cause de lo que en algun momento todas las personas que han estado en el poder no han podido erradicar; ya que no saben llegar al pueblo y pedir una calma soberana y que las autoridades tiene la potestad de como tratar cone stos individuos que corrompen la ley.

Seria muy bueno pensar asi y que las autoridades de este pais hagan algo contra toda la ola de delicuencia q azota a los paises. Los linchamientos en toda la region se debe a dos simples procesos; 1) Se debe ala falta de confianza a las autoridades y demas personal que esta en los altos mandos de estas instituciones y 2) Se debe a q en los paises del tercer mundo o en vias de desarrollo esa es la manera como siempre se a tratado con los problemas desde el inicio de la conquista hasta el periodo independecia, y la formaciones de estas leyes de en realidad "ley por propia mano" se inculca en lugares donde sicneramente el machismo y la ignorancia son los factores determinantes para que estas practicas ocurran.

Mi comentario final hacia esta clase de actos es que no es que las personas tengan las culpas en si es una tradiiond e años lo que estan haciendo, si las autoridades son supuestamente las que deben velar por la seguridad ciudadana y no lo hacen lo, unico que esta provocando es la molestia y la desconfianza, como ya se menciono con aterioridad, de las personas de las aldeas y sie sto no para no solo vamos a hacer victimas de mayores linchamientos y eventos mas catastroficos.

Stephanie said...

El linchamiento es una multitud tratando mal a un sujeto que supuestomente hizo algo incorrecto... pero... cuantas veces hemos sabido de robos, extorsiones, y todo tipo de delincuencia sin ser castigada?
Llega un momento en que las personas deciden tomar estas situaciones y castigar a los delincuentes. la verdad estoy deacuerdo con que hagan pagar a las personas que hacen dano, si la ley, el estado no hace nada por evitarlo ni castigarlo... porque no?
Estoy a favor de la pena de muerte, estoy a favor de que cada una de las personas malas y sin escrupulos que le hacen dano a la gente y a la sociedad sean castigadas de la manera mas fuerte y sin consideraciones. Estoy segura que mas de alguna vez nos ha pasado algo malo en manos de estas personas y si no a nosostros a alguien cercano... porque no castigar a esa gente. Ademas solo hacen dano y nunca van a cambiar para hacer algo bueno. Igual creo que las prisiones al final de cuentas no sirven de nada solo se gasta dinero, el cual se podria usar para cosas mas productivas que estarles dando de comer, y aqui en guatemala no son centros de rehabilitacion. Para tenerlos metidos detras de barrotes...?
Por eso creo que al final de cuentas cada quien que se cuide y que castigue de la manera que mejor le parece ya que el gobierno no hace nada.