12 March 2011

¿Qué tan importantes son los linchamientos?

por Carlos A. Mendoza

Como porcentaje del total de homicidios ocurridos en Guatemala, las muertes a causa de una turba violenta son casi insignificantes, como se ilustra en la siguiente gráfica:


Elaboración propia con base en esta FUENTE: Unidad de Información Pública del Ministerio de Gobernación (marzo 2011). Homicidios en toda la República de Guatemala, del año 2000 al 2010. Desagregados por municipio y por sexo de la víctima. Guatemala: Dirección General de la Policía Nacional Civil.

3 comments:

ke said...

Creo que es equivocado y desorientador confundir la cantidad con la importancia. La cantidad de linchamientos, —incluso si fuera uno sólo— deja de ser insignificante, porque es un indicador gravísimo de lo que se entiende por justicia, aparte de resaltar por supuesto, los problemas sociales de violencia, impunidad y las fallas del sistema legal de justicia. Nada más hacer el ejercicio de imaginar que las cifras por exclusiva comparación, llegaran a números significativos frente a los homicidios, eso querría decir que no hay sociedad. No deja de sorprenderme, la cuasi aquiescencia con la que los medios tratan el tema, sin condenarlo categóricamente. Fue a consecuencia de mi perplejidad que buscando datos, reacciones, encontré este blog.

Carlos Mendoza said...

Estimado lector. Gracias por su valioso comentario!

Efectivamente, estoy de acuerdo con la importancia de los linchamientos en el sentido que Ud. menciona -justicia, impunidad, etc.

Por ello, inicie este BLOG hace algunos años y llevo dandole seguimiento al fenomeno desde 1999.

Sin embargo, estoy en desacuerdo sobre la dicotomia entre calidad y cantidad. La tragedia que vivimos en Guatemala en materia de violencia homicidia hace necesario que los linchamientos se contextualicen y dimensionen correctamente. ¿Son causa o efecto?

Por otro lado, precisamente, he lanzado esta pregunta provocadora con los datos tal cual, porque los MCS exageran el problema. Los episodios de linchamientos se han convertido en algo que "vende" noticia. Son un espectáculo, entretenimiento... Incluso puede ser que, en algunos casos, hayan contribuido a su difusion.

Finalmente, me alegro que alguien este comentando el BLOG y se genere debate. Para entender mi punto habra que leer todo lo que he escrito sobre el tema y como yo mismo he ido evolucionando en mi forma de entenderlos.

Como investigador, mi principal temor no es equivocarme, la ciencia avanza por ensayo y error. Lo que me da miedo es que por ser "politicamente correcto" me mantenga tercamente en el error.

Gracias por incitar mi propia reflexion. CM

ke said...

Gracias a Ud. por su amable comentario y aclaración. Ayer estuve revisando el blog hacia atrás con los comentarios (apenas llevo unos meses viviendo en Guate y tratando de actualizarme).
Entiendo su argumento de contextualizar los linchamientos y darles su verdadera dimensión, sobre todo es importante, cuando los medios, como Ud indica, lo aprovechan para sus fines. Sin embargo no me abandona la preocupación en esas comparaciones, por el hecho de que todas las muertes no son iguales en su significado para la sociedad — a pesar de que no me guste que así sea—.
El problema con las estadísticas en ciertos casos, es que reflejan sólo determinados aspectos de la realidad y se prestan para argumentos equivocados o inexactos, que dejan fuera factores no medibles. Lo digo porque por ejemplo en Colombia y en Honduras (tras el golpe), aquellos a quienes les conviene, usan precisamente ese tipo de comparación estadística a su favor, para argumentar que no hay persecución a determinado grupo, que los asesinatos no son dirigidos hacia sindicalistas, defensores de derechos humanos, líderes sociales, ya que cuantitativamente esos asesinatos se pierden dentro del número total de asesinados en el río revuelto de violencia generalizada que en ambos países, como aquí, es extremadamente alta. Es como decir que los asesinatos a los conductores de bus aquí, no son dirigidos, sino casualidad que se trate de conductores, porque dentro del alto número de homicidios no se destacan numéricamente (aquí especulo porque no tengo los números, pero puedo imaginar si se quisiera argumentar de esa manera, a lo mejor es posible). Incluso si se compara el número de asesinatos de individuos de un grupo, con base total de individuos del mismo, y se encuentra que ha disminuido el número de asesinatos en los últimos años; si son líderes comunales, como en el caso Colombiano, es obvio que el número disminuye en algún momento, por varias razones, pero la principal es que los asesinan precisamente con el fin de silenciar el descontento y la protesta, una vez se logra esto por medio de intimidación, y de eliminar un líder competente, no hay "necesidad" seguir haciéndolo.
Bueno, ya me extendí por otro lado, pero espero haber aclarado algo, mi preocupación.
Mi nombre es Karin, no uso el nombre completo en los comentarios porque por casi no tener homónimos, el google registra cada nimiedad que digo en el web :)
Que tenga un buen día y seguiré por aquí informándome.